Hortomallas, la mejor aliada para tus hortalizas

 

malla tutora en tomates.
Cultivo de tomate con malla tutora HORTOMALLAS.

La malla tutora es indispensable para algunas plantas del huerto que necesitan apoyarse sobre una estructura de soporte. Hortalizas como el pepino, el frijol, la judía verde, los guisantes, que son plantas trepadoras o semi trepadoras. Otras como la berenjena, la pimienta, el cultivo de tomate y los calabacines, necesitan ser sostenidas por estructuras de entutorado, para secundar su desarrollo y obtener una producción sana y abundante.  La práctica del entutorado de hortalizas es muy importante para la gestión racional de los espacios y requiere una buena técnica de instalación para ser eficaz.

 

Ventajas que se obtienen de la instalación de la malla tutora frente a otros sistemas tradicionales

pepino con malla para enturorar.
HORTOMALLAS en cultivo de pepino.

Instalando un sistema de entutorado con malla tutora se obtienen ventajas cuantitativas (mayores cosechas) y cualitativas (calidad de los frutos). Se logran mayores producciones y también más regulares durante el ciclo productivo de la planta. El ciclo a menudo se alarga porque las plantas resultan mejor expuestas a la luz sin deber de competir con las plantas cercanas. Otra importante ventaja que deriva de esta práctica es relativa a la calidad de los frutos que se cosechan. De hecho los frutos no tocando el suelo, no corren el riesgo de ser dañados. Los frutos, dado que son mejor expuestos a la luz solar, maduran de forma más uniforme. El apoyo que realiza la malla tutora en ocasión de vientos y fuertes lluvias evita que las plantas se doblen o se dañen o se destruyan. Además la malla tutora permite un ahorro de espacio. Gracias al desarrollo vertical de las plantas, se obtiene una mayor superficie disponible que se puede destinar a otros usos.

Un sistema tradicional de cultivo vertical prevé el empleo de cañas de bambú y palos de madera. El uso de estos soporte requiere que se hagan ligaduras por medio de la rafia para agricultura. La ligadura de la planta del tomate debe ser efectuada aproximadamente cada 15 días. En el caso de otras hortalizas como por ejemplo las plantas de calabacín, que tiene el tallo más rígido, las plantas se deben de fijar gradualmente conforme que vayan creciendo. Esta práctica comporta el riesgo de dañar a las plantas y además requiere de mucha inversión en mano de obra. El sistema de entutorado a base de rafia consiste en hilos, dispuestos horizontalmente y verticalmente,  fijados y tensados entre dos palos con la ayuda de un hilo de hierro. Hay que poner tantos hilos de rafia cuantas las plantas que hay que sostener y cada hilo debe pasar alrededor de la base de cada planta para que luego esta se desarrolle apoyándose al hilo. Es evidente el riesgo de ahorcar las plantas y el empleo masivo de mano de mano de obra para llevar a cabo esta técnica.

Los sistemas que disponen palos de bambú en forma de pirámide tienen además la desventajas de que las plantas no están bien expuestas al sol, menos ventiladas y por lo tanto más sujetas a los ataques de hongos y micosis.

flores con HORTOMALLAS.
HORTOMALLAS también funciona para la floricultura.
malla tutora en flor.
Gracias a los cuadros de HORTOMALLAS, permite que reciban una adecuada exposición solar.

La malla tutora Hortomallas es el sistema más válido para sostener las plantas semi trepadoras como pepino, frijol, y guisante y trepadoras. Hay que disponer de una estructura de palos a una distancia y altura variable según el cultivo, las condiciones del suelo y del clima y la robustez de los palos. Una vez colocados los palos en el suelo se tienden los hilos tensores, y se instala la malla tutora, y se fija a la estructura. Es importante que la malla tutora sea bien tensa y fijada al suelo. Otra de sus ventajas, es que puede ser lavada, desinfectada y fácilmente retirada y almacenada para ser reutilizada.

La disposición mejor es en línea recta, en una única fila o a doble muro. Así se garantiza mayor luz, mayor circulación de aire. Por consecuencia hay un menor riesgo de enfermedades. La única labor que hay que hacer en el caso de la malla tutora es guiar al principio los nuevos brotes de la planta para que crezcan ordenados. Pero en el caso de la mayoría de las plantas trepadoras, estas, por sí solas, encuentran en la malla tutora su estructura de apoyo. De esta forma la vegetación encuentra en los cuadros de la malla tutora una forma natural de anclarse creciendo vigorosa.

Puedes comprar la malla tutora en línea al mejor precio en HORTOMALLAS.

 

información de malla tutora en méxico